El ABC de la Autorregulación Publicitaria 

¿Qué es la autorregulación publicitaria?

 

En mercados cada vez más globales, competitivos, integrados y complejos, resulta clave que las empresas adhieran de manera activa y voluntaria a un código de conducta ética, en beneficio del consumidor, de la sana competencia, de las diferentes audiencias y de la credibilidad de la industria en general.

 

¿Quién lidera la autorregulación en Colombia?

 

La Comisión Nacional de Autorregulación Publicitaria – CONARP, fundada por representantes de la Unión Colombiana de Empresas Publicitarias –UCEP, la Asociación Nacional de Anunciantes –ANDA y la International Advertising Association – IAA, es la máxima entidad autorreguladora de la publicidad en Colombia, encargada de velar por el respeto de las normas señaladas en el Código Colombiano de Autorregulación Publicitaria, a través de flexibles y eficaces mecanismos de respeto y vigilancia de las normas que rigen los contenidos de mensajes publicitarios emitidos a través de todos los medios de comunicación en el país, lo cual la identifica como un mecanismo alterno de resolución de conflictos en materia publicitaria.

¿Qué es el Código Colombiano de Autorregulación Publicitaria?
 

Expedido por la CONARP, el Código es una regulación ponderada, con principios y conductas universales de respeto a la veracidad de la información, la decencia, la honestidad y a los derechos del consumidor y de los competidores, sin limitar la creatividad en aquellos aspectos que trascienden lo objetivo de la comunicación de las características del producto o servicio. Conscientes de su existencia y efectividad, sus lineamientos constituyen una guía útil para quien hace publicidad y para quien recibe la información que a través de ésta se le suministra.

Nota de interés

 

Invitación al sector productivo colombiano para que se vincule a la autorregulación publicitaria como parte de su Responsabilidad Social Empresarial.

 

 

 

Análisis

Los dilemas de la instancia ética en el mundo y la respuesta de la autorregulación colombiana

 

La globalización e integración de mercados, la traspolación de sistemas tanto jurídicos como privados, así como las crecientes interrelaciones entre los organismos y autoridades de aplicación de las normas éticas que rigen la publicidad en el mundo a través de alianzas en las que participa Colombia tales como CONARED y EASA, han hecho que hoy en día, el contenido de los Códigos Éticos encuentre gran identidad en cuanto a sus objetivos, principios esenciales y mecanismos de aplicación.

 

Esta misma circunstancia ha hecho que también, a lo largo de la evolución de la autorregulación, se identifiquen algunas dificultades que surgen del hecho de tratarse de una instancia generalmente no coercitiva y voluntaria, esencialmente referida a los aspectos procedimentales y de territorialidad de las actuaciones y decisiones de las CONAR.

 

En tanto que algunos órganos de aplicación orientan su posición a permitir un debate probatorio y argumental que cada vez más se acerca a una instancia judicial, otros pretenden preponderar la naturaleza ética y de autodisciplina en aras de la defensa del interés primario de la autorregulación: una respuesta privada y voluntaria del sector.