UCEP apoya la campaña de la Dirección Nacional de Derechos de Autor

Colombia, aciertos e incoherencias en la protección de la creación publicitaria

Resulta incomprensible que, mientras en el mundo avanza, el reconocimiento a la importancia de la creación publicitaria en la vida económica y cultural de las naciones, Colombia viva uno de los momentos de mayor desconocimiento de lo que significa y aporta la industria publicitaria.

A pesar de que hay progresos en la legislación, las políticas públicas y las prácticas de contratación de creaciones protegidas por el Derecho de Autor son contradictorias e incoherentes, en tanto que en los sectores privados productivos se incurre en comportamientos que pueden menoscabar la dignidad de los que conciben y producen los contenidos publicitarios, inspirados muchas veces en la incoherencia y desacierto de las instituciones públicas.

 

En nuestra actividad gremial hemos sido testigos de requerimientos de anunciantes públicos y privados que, para contratar una campaña publicitaria, no solo exigen presentar las piezas terminadas (como si de comprar jabones se tratara), sino que se anuncia la propiedad de las mismas por el convocante aún cuando no resulte seleccionada la propuesta.

 

En razón a que la creación publicitaria  fue expresamente reconocida como parte de la Industria Creativa y de Contenidos[1], tiene derecho a la adopción de políticas de protección y ninguna discusión subsiste hoy en día en relación con este hecho. En el ámbito internacional, la Conferencia General de la UNESCO,  integrada en el ordenamiento jurídico y en los compromisos asumidos por Colombia, adopta la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales desde el 2005, con el objetivo esencial de favorecer el surgimiento de sectores culturales dinámicos en los países en desarrollo a través del fortalecimiento de las industrias culturales y creativas, en reconocimiento a su papel protagónico en las economías de los pueblos.

En Colombia, la creación publicitaria  fue incluida desde el 2015 dentro del sector de industrias Creativas en la Cuenta Satélite de Cultura del DANE a nivel nacional y en Bogotá se avanza en el mismo sentido a nivel región; estas  mediciones no solo indican que su aporte a la economía nacional y regional resulta de gran importancia y jalonadora indiscutible de otros sectores de las industrias creativas sino que en la recientemente expedida Ley 1834, la publicidad ha sido expresamente reconocida como parte del sector de la “Economía Naranja” en tanto que genera valor en razón de sus bienes y servicios, los cuales se fundamentan en la propiedad intelectual. Esta inclusión, a más de lo que deriva de los compromisos internacionales, impone al Estado Colombiano la adopción de políticas, acciones e incentivos para exaltar el papel de las industrias que integran la economía creativa, el crecimiento de los actores que las integran y la facilitación de procesos de intercambio e internacionalización de mercados.

 

Por otra parte, de manera creciente nuestra publicidad es reconocida en eventos de incidencia mundial como el Cannes Lions Festival y los Premios Effie en los que Agencias Colombianas, con vínculos asociativos multinacionales, pero con talento esencialmente Nacional; hacen historia al ser reconocidas por sus creaciones y estrategias entre las mejores del mundo.

 

En este panorama que parece alentador y que podría determinar que la creatividad publicitaria Colombiana viviera un momento de oro, surgen factores que han determinado que la realidad en el mercado sea contraria a la que debería derivarse del valor y el reconocimiento de nuestra publicidad en otros ámbitos.

 

Si bien las cifras evidencian grandes oportunidades en el ámbito nacional e internacional, también plantean la necesidad de conocer con mayor detalle las dificultades actuales que atraviesa la industria, para articular esfuerzos que permitan potencializar el impacto de los proyectos y acciones que se realizan desde diferentes entidades relacionadas con esta actividad productiva. En estos factores, como asociación y en lo que nos permite nuestra condición gremial, hemos intervenido a través de diversas acciones, poniendo de presente que persistir en su profundización puede llevar a deteriorar una industria que representa valores importantes de la sociedad y de la economía del país. Por eso apoyamos iniciativas como la de la Cámara de Comercio de Bogotá y la Alcaldía Mayor de Bogotá, en las que participa el sector publicitario a través de la UCEP, que están apostado por transformar a Bogotá en el hub de negocios del sector de industrias creativas en América Latina a través de la estrategia de especialización inteligente; éstas registran cuánto está creciendo el sector como un factor de desarrollo de la ciudad en el que la publicidad es un actor que resulta indispensable.

 

En esta oportunidad, hemos identificado los esfuerzos de la Dirección Nacional de Derechos de Autor por la protección del derecho autoral en las creaciones que por supuesto incluyen la creación publicitaria, razón por la que apoyaremos y fortaleceremos la difusión de la misma.

[1] “tienen su origen en la creatividad individual, la destreza y el talento y que tienen potencial de producir riqueza y empleo a través de la generación y explotación de la propiedad intelectual”-