La WFA lanza su primera guía para ayudar a anunciantes a evitar el fraude publicitario

La Federación Mundial de Anunciantes (WFA) ha publicado recientemente sus primeras directrices para ayudar a los comerciantes a reducir su exposición al fraude en anuncios publicitarios.

 

La guía está diseñada para ayudar a los anunciantes en la adopción de medidas prácticas para asegurar que tan poco como sea posible de su presupuesto de publicidad sea víctima de fraude en anuncios.

 

Compilado en conjunto con el Consejo de Fraude Publicidario y Botlab.io, el documento advierte que los únicos perdedores en el fraude de anuncios son los anunciantes y los usuarios de Internet, cuyos equipos pueden ser infectados con malware.

 

El Compendio advierte que no hay "fórmula mágica" para eliminar el fraude en los anuncios y dice que incluso con todas las medidas tomadas, un anunciante podría todavía sufrir de una exposición mínima.


El documento identifica acciones claras para permitir a las marcas reducir su exposición al fraude de anuncios en cuatro áreas clave:


1. La gente y la tecnología: las marcas necesitan trabajar con sus aliados en materia de seguridad cibernética para ayudar a entender las amenazas comunes y asegurar la total transparencia de la inversión, incluyendo la divulgación completa de los sitios web que se utilizan para promocionar sus productos o servicios .


2. Educación y comunicación: Las marcas necesitan establecer expectativas claras de lo que exigen de sus aliados. Se deben establecer las métricas adecuadas que, siempre que sea posible, se refieran de nuevo a los resultados del negocio. También deben alentar un intercambio abierto de información relacionada con la prevención del fraude en anuncios.


3. Estándares:  Los anunciantes que necesitan alcanzar importantes objetivos de inversión digitales pueden tener que aceptar que estos no serán alcanzables sin exponerse a altos niveles de fraude.


4. Gobierno: Los contratos con agencias y proveedores necesitan ser revisados ​​para asegurarse de que hay sanciones claras por la mala distribución del gasto relacionado con el inventario de anuncios fraudulentos, donde la prevención pudo haberlo evitado. Aquellos elementos de la cadena técnica del anuncio que se han beneficiado de la actividad fraudulenta en forma de comisiones y honorarios deben ser solicitados para devolverlos al anunciante.

 

Hacer estos cambios requerirá que las marcas muestren el liderazgo y trabajen en estrecha colaboración con los socios del ecosistema para impulsar un cambio importante. La WFA cree que esto es esencial para asegurar que cada vez más presupuestos sean desviados a manos del crimen organizado.

 

Aunque podría ser obvio que sitios sociales de spam no proporcionan ninguna oportunidad para la eficacia de la publicidad y además son un peligro, también es posible identificar el fraude en anuncios respecto a los editores premium, por lo general en forma de tráfico con fuente.

 

"Los anunciantes son la única víctima del fraude del anuncio y la WFA quiere dotarlos de las herramientas para minimizar su exposición. Es mucho lo que los anunciantes pueden hacer para mejorar la situación en términos de establecer nuevas normas, cambios contractuales y una mayor transparencia, pero en última instancia, se requiere un cambio de comportamiento en toda la industria ", dijo Stephan Loerke, CEO de la WFA.

 

Para obtener una copia del informe, los interesados pueden ponerse en contacto con Rob Dreblow en r.dreblow@wfanet.org