Ley de "pago a plazos justos para Mipymes", apoyada por la Ucep, a un paso de ser aprobada

Actualizado: jun 25

Sólo falta un debate para que el congreso de la República apruebe la obligación de pago de facturas en plazos máximos de 30 días. A pesar de los sólidos argumentos del proyecto, el mismo ha encontrado opositores, por lo que la UCEP propuso al gobierno que asuma carteras vencidas.


Más del 90% de las empresas en Colombia son micro, pequeñas y medianas. Y éstas se desfinancian por el exagerado retardo en el pago de las grandes empresas, con lo que sumado a la situación de la pandemia, se hace urgente inyectarles liquidez para impedir su colapso.


Nuestro país está ad portas de unirse a otros como Chile, España, Australia y Reino Unido, los cuales han regulado el pago de plazos de pagos a proveedores, que en muchos casos superan los 90, 120 o 180 días.


El pasado 4 de junio, la Comisión Tercera de Senado aprobó en tercer debate el proyecto de pago a plazos justos. Esta iniciativa, liderada por los Representante a la Cámara Mauricio Toro y Fabio Arroyabe, es apoyada por la Ucep y más de 15 gremios y asociaciones de empresarios del país. Pretende que las facturas sean pagadas en un tiempo no mayor a 60 días.


A pesar de los importantes argumentos que se han acompañado al proyecto por parte de quienes lo impulsan, el mismo ha encontrado opositores a sabiendas de las graves condiciones de iliquidez en que la mayoría de las mypimes se encuentran en Colombia.


En caso de que fracasara esta importante iniciativa, la UCEP ha sometido al gobierno Nacional el establecimiento de una medida consistente en que con recursos públicos que han sido asignados por el Estado, el Fondo Nacional de Garantías o Findeter asuman la cartera vencida de mas de 30 días a una tasa de descuento del DTF y sean los acreedores de esas deudas cobrando una tase equivalente al DTF.


Para el Representante Toro: “Implementar el pago a plazos justos es una medida muy adecuada por varias razones: en primer lugar, no implica derogación del Estado, ni del fisco. Segundo, no representa una carga nueva para ningún sector, ya que se pagarían obligaciones que ya son exigibles. Tercero, este flujo de caja es una medida de efecto inmediato, que ayudaría a muchísimas MiPymes para sobrellevar el pago de salarios y obligaciones; y cuarto, varias empresas ya lo están haciendo, demostrando que sí es posible financiera y económicamente para las grandes empresas”.


Además de la UCEP, entre los gremios que apoyan la iniciativa se encuentran ACOPI (Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas), COLFECAR (Federación Colombiana de Transportadores de Carga), ECOS (Empresas Colombianas de Seguridad), ACICAM (Asociación Colombiana de Industriales del Cuero y sus Manufacturas), ANRACI (Gremio de la Protección Contra Incendios) ANDIGRAF (Asociación Colombiana de la Industria de la Comunicación Gráfica), FEDESOT (Federación colombiana de las industrias de software y TI), Cámara Colombiana de Energía, Cámara de Comerciantes LGBT, Sistema B, SOMOS ACP (Asociación de Productoras de Comerciales), ASEC (Asociación de Emprendedores de Colombia), EO (Entrepreneur´s Organization), ACIEM (Asociación Colombiana de Ingenieros) y APROCOF (Ingenieros del agua).

0 vistas