La responsabilidad social en los contenidos
 
Para nosotros, la convicción de la responsabilidad de la industria frente a los contenidos que genera es un principio que rige el derrotero de las tareas de la UCEP.

“Es innegable el impacto que generan los contenidos en la vida del hombre actual, quien se encuentra sin descanso sometido a toda clase de mensajes que lo acompañan en el diario vivir. La tecnología es un facilitador del ruido permanente en el que se encuentra el individuo en la medida en que es ya una prolongación del cerebro humano y una extensión de las propias manos y la cantidad de información a la que tenemos acceso es inconmensurable. Cómo no entender entonces que es un imperativo ético que quienes generamos esos contenidos los concibamos con la conciencia del impacto que producimos en los hábitos y costumbres, en los modelos y estereotipos que caracterizan a la sociedad contemporánea. 

 

La responsabilidad social debe ser concebida como un valor de los individuos y de los actores de la vida pública y privada, económica y profesional de la modernidad, más allá de una estrategia de marketing o de una imposición legal. Ejercerla debe convertirse en una aspiración ética de cada uno de los individuos que integran una colectividad.”

 

 Ximena Tapias Delporte.

Por esta razón fuimos co fundadores -con la Asociación Nacional de Anunciantes (ANDA) y la International Advertising Association – IAA -  en el año 1980 de la Comisión Nacional de Autorregulación Publicitaria – CONARP-, institución privada y de carácter ético que hasta abril de 2018 fue la encargada de velar por el respeto de las normas señaladas en el Código de Autorregulación Publicitaria.
 
Durante su vigencia, la UCEP presidió la Comisión, lideró las actualizaciones de la normatividad ética, asumió administrativamente su funcionamiento, y trabajó de manera intensiva en el fortalecimiento de nuestro sistema de autorregulación promoviendo el ingreso de nuevos actores, haciendo valer su existencia y efectividad ante las iniciativas estatales de regulación pública  y ajustando el sistema a los estándares universales al punto de lograr que la CONARP Colombia fuera formalmente aceptada en calidad de corresponding member de “The European Advertising Standards Alliance (EASA).
 
Autorregulación en Colombia
En agosto de 2017, la UCEP presentó ante las asociaciones miembro de la CONARP, una Propuesta de Reforma del Sistema. Sin embargo, a partir de marzo de 2018, la ANDA y la ANDI determinaron adoptar un nuevo sistema de autorregulación que aún no se ha dado a conocer, del que la UCEP no formará por ahora parte por razones de orden conceptual frente a lo que considera esencial en un mecanismo de autorregulación y en consecuencia, la CONARP y el código ético expedido por ésta en 1980, perdieron vigencia y aplicabilidad. Las razones por las que la UCEP decidió abstenerse de suscribir la propuesta del nuevo sistema de autorregulación pueden consultarse aquí.
Este proceso interno de la industria no aleja ni a la UCEP ni a sus afiliados del compromiso con la ética y la responsabilidad de los contenidos que generan.
La UCEP recomienda a sus afiliados, ante la pérdida de vigencia del Código Colombiano y mientras se adoptan decisiones institucionales de la asociación frente a una nueva instancia que oriente los contenidos de la publicidad, adoptar en la preparación de sus comunicaciones comerciales los lineamientos del Código expedido por la Comisión de Marketing de la Cámara de Comercio Internacional -ICC-
Autorregulación en el mundo

En el siglo XX, la publicidad fue adquiriendo mayor importancia a medida que se transformaba en un elemento cotidiano en la vida de los individuos gracias a la aparición de novedosos medios que posibilitaron la facultad de llegar a los hogares y hablarles “directamente” a los consumidores, afectando de esta manera el imaginario colectivo. Este fenómeno hizo necesaria la creación de mecanismos de regulación para prevenir y controlar posibles excesos de algunos anunciantes, los medios y las agencias de publicidad.

En 1911 se expidió el primer Código de Autorregulación en los Estados Unidos de América (conocido con el nombre de “Truth in Advertising”). En 1917, el Vaticano publicó un texto cuestionando la importancia del control moral y ético con el que se debía regir la publicidad, y en la misma forma, la Cámara de Comercio Internacional expidió en 1937 el primer Código Consolidado de Prácticas Publicitarias.

A partir de entonces, son diversos los ordenamientos tanto transnacionales como locales y regionales expedidos por la industria que, sin embargo, se sustentan todos en los mismos pilares: verdad y honestidad en los contenidos de las comunicaciones comerciales dirigidos al consumidor.

 

Ver cuadro comparativo sistemas de autorregulación en el mundo

Organismos multinacionales
  • Comisión de Marketing y Comunicaciones de la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por su sigla en inglés)
    Proporciona orientación sobre el panorama cambiante de los temas de comercialización y publicidad de marketing y publicidad modernos, promoviendo la autorregulación efectiva.

    El Código de la ICC inspira los Códigos de Autorregulación de todo el mundo. La Presidente de la UCEP es uno de los cuatro vicepresidentes de la Comisión de Marketing y Publicidad de la ICC.

    ​Sitio web: 
    https://iccwbo.org/ 
     
  • Alianza Europea de Estándares de Publicidad (EASA) 
    ​La Alianza, creada en 1992, es la voz autorizada en cuestiones de autorregulación de la publicidad en Europa y promueve elevadas normas de ética en las comunicaciones comerciales por medio de una autorregulación eficaz y consciente de las diferencias nacionales de cultura, práctica legal y comercial.

    Sitio web: http://www.easa-alliance.org
 
 
Archivo histórico Conarp

Sistema vigente hasta marzo de 2018.

 

Consulte a continuación los siguientes documentos y conceptos de la Conarp: